ENTRONQUE PELIGROSO SAN FELIPE – CARRETERA RIO SONORA.

V. De la Torre. 27/Abril/17. Desconocimiento, falta de pericia, exceso de velocidad y confianza, imprudencia e irresponsabilidad derivada del consumo de alcohol, y ante todo, la falta de más señalamientos que lo magnifiquen como tal, son factores que se han conjugado para hacer de este punto, un entronque sumamente peligroso.

Es el acceso al San Felipe de Jesús, desde la recién remodelada carretera Mazocahui- Arizpe, vía básica de comunicación para los pueblos y municipios del Río Sonora.

En los últimos cuatro meses, de noviembre 2016 a marzo 2017, se han registrado ahí tres accidentes automovilísticos, uno de ellos, con consecuencias muy lamentables para una joven familia sonorense.

Estos se suman a otros registrados en ese lugar, históricamente uno de ellos con resultado fatal registrado en febrero de 1982, en el que perdió la vida la joven Carmen Leonides Villa Ballesteros. Este hecho, cambió por completo la vida de la conocida familia residente en Huépac, fundadora y dueña de una ruta de transportes de pasajeros en ese entonces en la región.

El más reciente, fue el accidente registrado la tarde del domingo 26 de marzo de 2017 en el que resultó con graves lesiones un joven de 15 años, quien viajaba con sus padres procedentes de Banámichi

PRECAUCION Y ADVERTENCIA

En este caso, el factor imprudencia por estado inconveniente para conducir fue determinante por parte del vehículo que intentó tomar la rúa de “bajada” hacia San Felipe y afectó el tránsito normal de norte a sur del segundo vehículo.

Otros accidentes en el punto en mención han tenido como casusa el no hacer alto reglamentario de quien se va a incorporar a la carretera, el intentar tomar la “bajada” a gran velocidad y el tratar de rebasar circulando de sur a norte.

Recientemente se ha colocado un aviso de “Crucero peligroso, no rebase”, con vista de sur a norte, loable iniciativa del cuerpo de seguridad pública de San Felipe que queda en buen intento, pero resulta insuficiente dado que  la advertencia debe ser más es visible, específica e insistente.

Una mejor alternativa sería instalar señalamientos más determinantes y visibles en acción coordinada del Municipio con el Gobierno estatal, advirtiendo del peligro sobre la carretera en ambos sentidos, y por supuesto, buscando obligar al alto total a quienes se van a incorporar a la misma.

Sin embargo, no olvidemos que lo principal es la conducción responsable.

Pueblos del
Río Sonora